TRATAMIENTO PARA TALONES AGRIETADOS

Unos talones resecos pueden no parecer un justificante para acudir al podólogo, pero en ocasiones, tener unos pies agrietados puede ser una afección bastante severa donde ir al especialista deja de ser una opción.

Los talones y los dedos de los pies son las zonas más afectadas por las grietas y piel seca y pueden ser los causantes de dolores y molestias al caminar. En este caso, acudir a los expertos para que te dé el tratamiento más adecuado será la mejor solución, pues, en muchos casos, los tratamientos caseros no son suficientes para que las grietas sanen como es debido.